COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

La polémica está servida. Después de que el Real Madrid se quedara justamente con 10 por expulsión de Lucas Vázquez, el colegiado Luis Munuera decidió no pitar un penalti sobre Vinicius Jr, que lo pareció, y tampoco entro el VAR de forma incomprensible.

El brasileño cogió la espalda a la defensa de la Real Sociedad y condujo en dirección a Rulli. El meta argentino salió para atajar el balón abajo pero, antes de que tocara con la mano, Vinicius se anticipó y fue derribado por el portero. Todo el mundo interpretó eso, menos el colegiado del encuentro, que señaló que Rulli había tocado el balón. Las repeticiones mostraron que no fue así, sino que fue el brasileño el último en tocar.

Te podría interesar:   Fernando 'El Niño' Torres anuncia su retiro del fútbol