COMPARTIR:

Fuente: UNIVISIÓN

El Napoli de Carlo Ancelotti se recuperó de la derrota de último minuto en San Siro contra el Inter, y de todo lo que rodeó la expulsión del defensa senegalés Kalidou Koulibaly, al vencer épicamente al Bologna.

Milik anotó el primero en su cuenta personal a los 15 minutos cuando un trazo del defensor lateral francés Kevin Malcuit lo halló en el área tras una serie de rebotes. Se trató del noveno gol del artillero polaco en la temporada.

Sin embargo, a balón parado el Bologna puso el 1-1 a los 32 minutos. Palacio peinó un servicio rematado con la frente por Santander, quien poco después salió de cambio por lesión muscular. En el segundo tiempo Milik anotó su décimo gol con un soberbio cabezazo, asistido nuevamente por Malcuit.

Era el 2-1 pero el Bologna no bajó los brazos y logró empatar por medio del defensor central brasileño Danilo Larangeira. Parecía que la escuadra napolitana se despedía de la posibilidad de perseguir a la Juventus, que antes había ganado en Turín a la Sampdoria.

Afortunadamente para Napoli, el belga Dries Mertens sacó un escopetazo imparable para el portero polaco Lucasz Skorupski. Fue el 3-2 y el Estadio San Paolo hizo ebullición pues, aunque haya nueve puntos de diferencia con la ‘Juve,’ la esperanza muere al último.