COMPARTIR:
Catherine Ivill / Getty

Fuente: Mundo Deportivo

El diario británico ‘The Sun’ explica en su edición de este viernes que algunos jugadores del Manchester City se molestaron porque Pep Guardiola decidió realizar un entrenamiento el día de Nochebuena, una sesión que en principio no estaba prevista.

Esa jornada estaba marcada como día libre, pero Guardiola decidió cambiar de planes y dedicó el trabajo de ese día la forma de atacar los lanzamientos de córner, un aspecto del juego con el que no está contento.

Uno de los más enfadados sería Gabriel Jesús, que tenía decidido viajar a Brasil para pasar el día con sus familiares. Fue además baja de última hora para el partido ante el Leicester del día 26.