COMPARTIR:

Fuente: Diario Olé

Tras los cánticos racistas por parte de los aficionados del Inter hacia el defensor senegalés Kalidou Koulibaly, el equipo de Milán fue sancionado y deberá disputar dos partidos como local a puertas cerradas, según indicó la instancia disciplinaria de la liga italiana de fútbol.

Si bien se había hablado de una posible multa económica, por el momento el Neroazzurro solo tendrá que jugar dos encuentros sin público. La hinchada del conjunto dirigido por Luciano Spalletti gritó en contra del defensor senegalés Koulibaly por la tonalidad de su piel en determinadas ocasiones, especialmente tras ser expulsado al recibir una segunda tarjeta amarilla.

Te podría interesar:   FALTA POCO PARA SU REGRESO: Messi volverá a entrenar con el grupo

Por último, el DT del equipo visitante, Carlo Ancelotti, en declaraciones con la prensa había dicho: "Hemos pedido tres veces que se suspendiese el partido. Koulibaly estuvo agitado y nervioso por esos cánticos y eso no fue bueno para nosotros, ni tampoco lo es para el Calcio".