COMPARTIR:

Fuente: AS

El Inter-Nápoles, que acabó 1-0, dejó anoche graves incidentes en Milán. Antes del partido, cuatro aficionados resultaron heridos con cortes de arma blanca. El más grave es un hombre de origen napolitano de 43 años, que fue ingresado en el hospital Sacco de Milán por una puñalada en el abdomen, publica La Repubblica. Los otros tres heridos presentan heridas leves. Además un hincha murió al ser atropellado por incidentes entre las barra bravas de ambos conjuntos.

Te podría interesar:   Ancelotti sobre James: "Lo conozco muy bien, puede jugar en todas las posiciones del mediocampo"

Durante el partido se volvieron a vivir escenas inaceptables. El jugador del Nápoles, Kalidou Koulibaly, fue víctima de insultos racistas por parte de la hinchada interista. El central francés, de origen senegalés, perdió los nervios y terminó el partido expulsado, tras ver dos amarillas seguidas (80′ y 81′).

Tras el partido, Carlo Ancelotti denunció públicamente el acoso que sufrió su jugador y criticó los insultos desde la grada: "Koulibaly estuvo alterado y nervioso por lo que le cantaban y eso no ha sido bueno para nosotros. La expulsión ha determinado el resultado. Pero tampoco es bueno para el Calcio. Hemos pedido tres veces que se suspendiese el partido, como prevé el reglamento. El chico estaba muy nervioso".

Te podría interesar:   OFICIAL: Buffon volvió a la Juventus

Horas después, Koulibaly tuiteó tras los incidentes: “Lo siento por la derrota y sobre todo por haber dejado solo a mis hermanos. Pero estoy orgulloso del color de mi piel. De ser francés, senegalés y napolitano: hombre".