COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Los futbolistas rusos Alexandr Kokorin (Zenit) y Pável Mamáev (Krasnodar), ambos en prisión preventiva desde octubre pasado por haber agredido a dos funcionarios gubernamentales y un conductor, jugarán un partido en la cárcel entre un equipo de presos y uno de guardias.

La información fue anunciada este domingo por Eva Merkachova, vicepresidenta de la Comisión Supervisora de Medidas Cautelares.

“La idea fue aprobada por el Servicio Federal Penitenciario. Su subdirector, Valeri Maximenko, me dijo que muchos guardias estarían felices de enfrentarse con jugadores tan destacados”, declaró Merkachova.

De momento no se ha fijado la fecha del partido, pero se espera que se juegue después de las fiestas de Año Nuevo.

Kokorin y Mamáev ingresaron en prisión a mediados de octubre pasado acusados de vandalismo y agresión, delitos que el código penal ruso castiga con penas de hasta siete años de cárcel.