COMPARTIR:

Fuente: MARCA

Luka Modric se ha confesado en una entrevista con la publicación GQ en donde fue portada, el diálogo estuvo centrado en los cuestionamientos que han existido por los premios individuales que ha ganado este año como el The Best o el reciente Balón de Oro.

“Me hace feliz que la gente haya reconocido por fin todo lo que he conseguido en mi carrera deportiva, he tenido que ganar muchas cosas para que sucediera y sólo entonces otros se han dado cuenta de que el fútbol no es sólo goles, goles y goles” empezó el astro del Real Madrid.

Te podría interesar:   Paolo Maldini: "Nunca hemos negociado por Modric"

Una de las cosas que recalcó es que la dura infancia lo ha marcado para ser el mejor: “He vivido rodeado de dudas desde pequeño, por mi físico, por no tener altura. Algunos pensaban que eso era importante para triunfar en la vida y en el fútbol, pero yo nunca dudé de mí mismo. Gracias a esa confianza y a esa fe en mí mismo llegué al mejor club del mundo. Al principio mucha gente tampoco creyó en mí. Es parte de mi vida, siempre rodeado de dudas, siempre escuchando que no voy a llegar a lo más alto”.

Te podría interesar:   Modric: "En Real Madrid nos hace falta Cristiano Ronaldo"

“Todos los reconocimientos, como el FIFA World Player o el Balón de Oro, saben mejor cuando eres consciente de que nadie te ha regalado nada. A mí nadie me ha regalado nada. Todo lo he conseguido a base de trabajar”, sentenció.