COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

River Plate y CONMEBOL tendrían otro problema en el futuro cercano ya que al darse a conocer el fixture de la próxima Copa Libertadores 2019 asoma un inconveniente importante.

Como campeón de la edición 2018, River se ganó el derecho de jugar la Recopa ante el Atlético Paranaense (ganador de la Sudamericana) en un principio en un doble partido tanto en Argentina como Brasil.

Esos encuentros están pactados para el 20 de febrero y 6 de marzo, pero en el segundo día tanto River como el equipo de Curitiba tienen partidos de la actual Libertadores.

Según indica el diario Olé, habrían dos opciones, que la final de vuelta se juegue el 27 en Buenos Aires (sin público por la sanción de River tras la final fallida en Argentina) o que se cumpla el objetivo de CONMEBOL… un juego a partido único, el 3 de marzo en una ciudad que aún no se define.