COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Feliz por ver a su equipo dar una vuelta olímpica después de ocho años, Esteban Paz, directivo de Liga Deportiva Universitaria de Quito, dialogó esta mañana con los colegas de LAS VOCES DEL FÚTBOL de ÁREA DEPORTIVA FM acerca del logro de ser campeón a nivel nacional en la presente temporada.

“El momento ha sido enorme, y a la vez hay una tranquilidad, porque somos campeones y todos son felices. Me siento complacido por devolver esa felicidad a los hinchas. Que este logro sea también un recuerdo enorme de los momentos difíciles. Hoy se culminó con el título que sirva de humildad y sencillez. Con prepotencia no se logran las cosas”, indicó el dirigente del ‘Rey de Copas’ del Ecuador.

Luego, agregó: “Nunca dejamos de pelear, de batallar, de intentar. Todo ese legado lo deja mi padre. No solo yo, somos un grupo de directivos que hemos peleado por ser campeones. Quisiera mencionar a todos. Gracias a mi padre también somos lo que somos, pero hay un ejército que trabaja para la institución”.

Después, Paz confesó: “Al minuto 5 se lesionó Perellano. Pensé que se caía el equipo, aparte sabía que Guerra estaba con las justas, estaba complicado físicamente. Y mire que este equipo se levantó como un león. Lo de Kevin Minda y Realpe fue fantástico, todos los jugadores se lucieron”.

“No me acostumbraba a las críticas, los comentarios de muchos acomplejados. No coincidía con el esfuerzo que poníamos. Fallar es parte de la vida cotidiana, todo es cómo lo resolvemos, qué cambiar para que la falla sea un acierto. En eso nos hemos concentrado, la gente no sabe todo lo que hemos tenido que hacer”, sentenció Paz.

Nota de: Víctor Loor Bonilla