COMPARTIR:

Fuente: Diario OLÉ (Argentina)

-¿Sos consciente de lo que hiciste?

-Uf, creo que eso se irá asimilando en los próximos días. Sé que esto es algo histórico, muy especial, pero el fútbol es así: te obliga a enfocarte ya bien rápido en lo próximo y no hay mucho tiempo para pensar, ja.

-Bueno, te cuento: las imágenes de tu gol se van a repetir durante años, décadas, siglos…

 -Ja, es algo increíble. Muy bonito.Lo que hicimos es para siempre, es una sensación muy linda que no voy a olvidar. Ahora tenemos que pensar en lo que viene y después habrá tiempo para disfrutarlo mucho.

-¿Qué fue lo primero que pensaste cuando terminó el partido?

-En mi familia, en mi esposa, mi hija, mi mamá, mis amigos. En los que ya no están pero siempre me acompañan. Y los que me ayudaron este año, que tuvo momentos muy lindos y otros muy difíciles.

-¿Cuáles momentos fueron los complicados?

-Y… Cuando llegué a Argentina fue difícil.Por ahí se dijeron muchas cosas de mí que no me hicieron bien. Pero ya está.

-Que te gustaba más el reggaetón que el fútbol…

-Claro. Eso es claro, me gusta la música, pero como a cualquiera. Todos tienen sus gustos. Pero eso no quita que mi cabeza siempre estuvo acá y en el fútbol, que es para lo que vine.

-¿Te reconocían más por ser amigo de Maluma?

-No sé, pero yo soy muy amigo de Maluma: ¡es mi hermano! Y eso no tiene nada que ver. Ahora estará contento por mí, como yo me alegro siempre por su carrera en la música.

-Ahora en Argentina tal vez lo reconozcan más a él por ser amigo tuyo…

-Ja, ¡y él juega muy bien!

-Pero no tanto como para hacer ese gol. ¿Lo soñaste?

Uno siempre sueña con hacer este tipo de goles. En el DIM me tocó hacer muchos goles así, es una cualidad que tengo, hice un bonito gol para sacar la ventaja en el momento justo. Pero fue una jugada colectiva, es para felicitar a todo el equipo. La tocaron muchos y me tocó patear, no me lo olvido más.

Te podría interesar:   Clubes mexicanos buscarán volver a la Copa Libertadores en 2020

-¿Sabías que la ibas a clavar ahí?¿Apuntaste con esa seguridad?

-Si te dijera que sí, sería un mentiroso, jaja, pero tenía fe de que entrara. Me gusta patear desde ahí, lo había practicado mucho, y lo hice siempre también. Por suerte el gol se dio en el partido final, en el más importante para todos nosotros.

-¿Fue el gol más importante de tu carrera con los que hiciste en Mundiales?

-Por supuesto. Pero creo que no se compara con los goles del Mundial. Éste es mucho más especial. Y quiero disfrutarlo, porque un gol en una final no se hace siempre, es algo único. Por suerte sirvió para sacar una ventaja cuando estábamos en el alargue y éramos superiores; una ventaja que ayudó a coronarnos. Nos merecíamos todo esto que nos pasó, en un partido muy difícil. Lo sacamos adelante, no nos caímos con el gol de Boca y supimos darlo vuelta.

-Estuvieron tres veces abajo en la serie. Nunca abandonaron.

No nos damos por vencidos, confiamos en lo que podemos hacer, en nuestro fútbol, en nuestros compañeros. Y eso se notó. No sólo en esta final si no en todo el año.

-Toda la Copa fue difícil, le ganaron a tres grandes del país y al último campeón, ¿eso le da un plus al logro, más allá de la final histórica?

-Claro. Pasamos por muchas dificultades, partidos dificilísimos en los cuales por momentos se nos complicó, pero salimos adelante siempre. Es una Copa inolvidable: nadie nos va a quitar esto, entramos en la historia grande. Fue especial por los rivales, por ganarle a Boca. Fue épico. Esto es lo mejor que nos podía pasar.

Te podría interesar:   DESDE EL TAS: “No sería una rareza que la Copa Libertadores se la den a Boca”

-¿Y si siguen contra el Real Madrid?

-Bueno, todavía falta un poco para eso, tenemos que prepararnos bien para el Mundial, ya tendremos tiempo. Es todo muy reciente y el momento para disfrutar es muy corto, pero el fútbol es así. Obviamente una final con el Real Madrid, con la clase de jugadores que tiene, los mejores del mundo, es algo que me ilusiona: sería muy lindo enfrentarnos, una motivación. Esperemos llegar a eso. Pero primero tendremos un partido que será difícil. Hay que ir paso por paso. Falta.

-¿Y después? ¿Hay Quintero para rato en River en 2019 o te gustaría una revancha en Europa?

-Jaja, este año no terminó, no puedo ponerme a pensar en lo que será el año que viene. Hoy solo pienso en River, estoy muy agradecido a River, a los dirigentes, al cuerpo técnico, a los hinchas, a mis compañeros. Pienso en lo que viene por delante que es muy lindo y hay que disfrutarlo y mentalizarnos con eso. No nos podemos relajar ahora.

-Pero esa sonrisa…

-No, es que realmente no pienso en eso. De eso además se encargarán los dirigentes, mi empresario. Yo solo pienso en River y en nada más.

-¿Qué te dijo D’Onofrio?

-Él me dio muchos ánimos siempre, estoy agradecido. Antes de la final me decía: “Recupérate, tienes que jugar este partido y romperla”. Por suerte logré recuperarme y jugar este partido tan hermoso.

-¿Llegaste a pensar que no te daban los tiempos para estar?

-No, siempre confié en que podía jugar.Tuve unos días con algunas molestias en el gemelo, pero tenía mucha fe en que iba a poder estar.

-¿Sos un tocado por la varita?

-Jaja, no sé, por suerte pude estar ahí en el momento justo para entrar y poder ayudar a mis compañeros. No voy a olvidarme más de lo que viví, pero como ya dije, ahora no caigo. Esto es histórico y lo sé, es para siempre.

Te podría interesar:   (VIDEO) El gol de Toresani para la coronación de River, en el '93

-¿Pudiste hablar con tus compatriotas de Boca?

-No, bueno, son grandes jugadores todos.Obviamente no somos enemigos sino rivales en la cancha, me llevo muy bien con todos ellos.

-¿La expulsión de Barrios los ayudó? ¿Cambió el partido?

-Wilmar es un jugador muy importante, sé lo que es, lo conozco bien. Y seguramente su baja fue determinante para Boca, pero nosotros hicimos bien las cosas. No pienso en lo de Boca sino en lo nuestro. Hicimos un gran partido y merecimos ganar, y así fue por suerte. Fue una noche soñada.

-Ya que te gusta tanto la música, ¿te gustaría que los hinchas te hagan un tema como le hicieron al Pity?

-Ja, sería lindo, ¡pero el loco es el Pity! Jajaja. Él se merecía todo esto. Lamentablemente no lo vamos a tener con nosotros, pero le deseo lo mejor en todo lo que viene en su carrera. Fue un jugador importantísimo para nosotros dentro de la cancha y afuera también: es un gran compañero. Todo el grupo es bárbaro, y eso fue vital para nosotros.

-¿Se hicieron más fuertes con lo que pasó en estos días?

Siempre fuimos fuertes, siempre. Y esto es una muestra más. Lo que pasó en Argentina fue difícil, muy duro para todos, pero lo pudimos sacar adelante y por suerte le dimos una alegría grande a la gente que se lo merecía.

-¿Ya te cruzaste a hinchas acá en Madrid post triunfo histórico? ¿Qué te dicen?

-Hoy (por ayer) no salí mucho la verdad.Me quedé bastante con mi gente, mis amigos. Pero lo veré cuando vuelva a Argentina. Seguro que estarán todos muy felices: yo le agradezco siempre al hincha por el cariño que me dieron siempre desde que llegué. Lo mínimo que podía hacer era hacer ese gol y ayudar a darles esta Copa.