COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Inexplicable final para lo que debía ser una fiesta. 60 mil hinchas de River coparon el Obelisco pero todo terminó cerca de las 12.30 a puros piedrazos y balas de goma.Algunos fanáticos se cruzaron con la Policía y éste empezó a reprimir la zona hasta dejarla sin gente cerca de la 1 de la mañana.

Los disturbios terminaron con 20 demorados, que posteriorimente fueron liberados.También hay que señalar que hubo al menos tres efectivos con diferentes traumatismos, producto de los elementos arrojados por los seguidores del Millonario.

Según las distintas fuentes, el foco principal de conflicto inicio cuando un grupo de hinchas visiblemente alcoholizados empezó a pelearse entre sí. En ese momento, las fuerzas de seguridad intentaron dispersarlos con gases y balas de goma. Cabe destacar que la Agencia Gubernamental de Control controló la venta de alcohol en las inmediaciones del Obelisco, algo que parece no haber funcionado.