COMPARTIR:

Fuente: Diario OLÉ

Guillermo Barros Schelotto dio la cara con dolor. Mucho dolor por este título que no le pudo dar al hincha, el que supo ganar como entrenador. Y arrancó diciendo que “hay que felicitar a River que es el campeón, ganó la Copa. Y la verdad es que era una final que cualquiera de los dos podía ganar. Ganó River en un partido donde no hubo diferencias. La diferencia fue el zapatazo de Quintero”.

Se puede compartir o no la mirada del DT de Boca, pero lo mejor del entrenador es el elogio al rival. Y cuando le preguntaron si espera algo del TAS a favor de Boca, fue tajante: “En cuanto a lo deportivo por mí está terminado, en cuanto a lo legal está bueno que Conmebol tome alguna medida no con respecto a quién ganó la copa, ni a River o a Boca. Pero no puede ser que suceda lo que sucedió el otro día. Está más allá de River o Boca. En nuestro país dijeron que es normal que te tiren una piedra, pero es anormal que le tiren una piedra a un micro. Ojalá que cambien esas cosas. En lo deportivo ya está, ganó River”.

Y éstas fueron las frases del DT, con más preguntas de periodistas españoles que argentinos:

* “Creo el mismo partido se iba a dar en River o en cualquier estadio, creo que en el primer tiempo manejamos la pelota, River no podía entrarnos, lo marcamos bien y llegamos con juego al área de River. Hasta el empate de River era en un partido parejo, nunca hubo un equipo que se haya destacado”.

* “A la hora de la expulsión de Barrios empezó a manejar la pelota River y ese hombre de más en el alargue se notó”.

* “La verdad que lo único que tengo tristeza por no ganar la Copa y dársela a la gente de Boca. Lo único que me pone mal es no llevar la copa a La Boca”.

* “River no llegaba con claridad. En los 90 minutos no hubo un equipo que haya superado al otro. Y en el alargue, aún así, no nos llegaba con jugadas claras de gol hasta el zapatazo de Quintero”.

* “Es difícil hablarle a la gente hoy cuando no logramos la copa, hicieron mucho esfuerzo. Creo que se llevan el carácter, las ganas, el corazón que pusieron los jugadores fundamentalmente con uno de menos, tuvimos ese tiro de Jara en el palo con dos hombre de menos, nos hubiera dado esa fuerza única. Sentimos una gran tristeza por la gente y por todos los que nos acompañaron en este lapso de 50 días desde que se inició esta final; siempre nos ha apoyado, llenó el estadio, nos acompañó a la autopista. Por mí siento un dolor enorme y más por la gente”.

* “Les dije a los jugadores que me había sentido representado. No hay reproches ni nadie se guardó nada. Fue un partido parejo, Boca tuvo su primer tiempo donde marcó la diferencia.Las finales uno las gana y otro las pierde”.

* “Si hay una final de nuevo creo que somos incorregibles, no se va a poder jugar en la Argentina”.