COMPARTIR:

Fuente: SPORT

El Milan no pudo pasar del empate a cero en San Siro ante un Torino que sigue teniendo un curioso honor: ser uno de los pocos equipos que todavía no ha perdido fuera de casa. Nadie supo cómo perforar la meta rival aunque sí hubieron ocasiones de sobras para poder mover el marcador en más de una ocasión.

La igualdad en el encuentro fue una tónica desde el inicio del partido. Con la posesión muy disputada, fue el Torino el que tuvo las mejores opciones en el arranque. Iago Falque, con un remate de cabeza, y Belotti, tras un buen centro de Rincón, avisaron a Donnarumma de sus intenciones. Y es que fue el cuadro turinés el que tuvo más remates en los primeros 45 minutos en un estadio tan imponente como San Siro. Pero este Milán ya deja de imponer respeto a sus rivales.

En una primera mitad por la que vagaron con más pena que gloria, el conjunto ‘rossonero’ se encontró con un penalti inesperado. Pero Daniele Orsato, tras la revisión del VAR, decretó que el juego debía continuar y finiquitó el primer tiempo con un resultado que reflejaba la enorme igualdad hasta el momento.

Tras el paso por vestuarios, el Milan empezó a inclinar el terreno de juego y acechó de lo lindo a la meta de un Sirigu que fue más bien un espectador en buena parte del encuentro. Higuaín tuvo buenas ocasiones, especialmente en los últimos instantes, pero entre la defensa y el meta italiano malbarataron sus acciones. Nadie perforó la meta rival y el Milan sigue en la cuarta posición.