COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Michael Arroyo llegó esta mañana a presentarse a la Federación Ecuatoriana de Fútbol para rendir declaración a la Comisión Disciplinaria, tal como estaba previsto.

Esto es debido al expediente que se le abrió tras anunciarse su doping positivo tras la polémica del último Clásico del Astillero, a su llegada el jugador decidió no dar declaraciones.

Te podría interesar:   "Un día fuimos campeones y Chiriboga se olvidó que nos ofreció premios"