COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El técnico portugués, José Mourinho vivió al máximo el triunfo de su equipo, el Manchester United sobre el final ante el Young Boys que le dio la clasificación a octavos de final de la Champions League.

Corrían los descuentos del partido y el gol de Fellaini no solo hizo explotar Old Trafford, sino también a José Mourinho quien primero pateó los rehidratantes cercanos además de tomar otro y lanzarlo fuertemente al suelo.

Te podría interesar:   #DatoHavoline 25% MENOS: Recortes salariales en el ManUtd por no clasificar a Champions

En la conferencia de prensa, más calmado, "Mou" explicó el motivo de su acción. "Fue alivio y frustración. Nuestro partido no era de 0-0. No era para estar en problemas hasta el último minuto. No estaba enfadado con los jugadores, estaba frustrado por no haber podido marcar antes. Mis futbolistas estaban muy cansados al final y eso es lo que quería: eso significa que lo dieron todo. Ha habido momentos de muy buen fútbol y de hipotéticos goles muy bonitos. También ha habido momentos de poca confianza y de presión. Pero hemos marcado. Sin la parada de De Gea no habríamos marcado un gol, tienen que ir unidos".