COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

Ya se conocen las causas reales del fallecimiento de Daniel Correa. El centrocampista brasileño del Sao Paulo que fue asesinado el pasado 27 de octubre murió por causa de una puñalada en el cuello, según el laudo del Instituto Forense recién divulgado.

El futbolista, que jugaba cedido en el Sao Bento de la Segunda División, fue encontrado sin vida y con los órganos genitales mutilados en una zona boscosa a las afueras de la ciudad de Curitiba tras haber asistido a una fiesta de cumpleaños. No obstante, los peritos no han conseguido saber si el jugador fue castrado mientras aún estaba vivo o fue posterior a su muerte.

“El degüello parcial fue el motivo de la muerte, pero no es posible precisar cuál lesión ocurrió antes y si tenía señales vitales cuando fue mutilado”, afirmó en rueda de prensa el director del Instituto Médico Legal (IML) regional, Paulino Pastre.

La Policía detuvo y presentó cargos contra siete sospechosos, entre ellos al autor confeso, el empresario Edison Brittes Júnior, quien aseguró que asesinó al jugador porque este habría intentado violar a su esposa, Cristiana Brittes, también arrestada. Las autoridades no han podido demostrar esa tesis y lo único que está confirmado es que Correa fue sorprendido en la cama mientras Cristiana Brittes dormía y que realizó unas fotografías del momento que compartió después con algunos de sus amigos por WhatsApp.

Según testigos interrogados por las autoridades, el empresario, al ver las imágenes en el teléfono de Correa, se bajó del automóvil y le asestó la puñalada en el cuello. Luego fue arrastrado desde el maletero del auto hasta la zona boscosa donde fue encontrado el pasado 27 de octubre.