COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Este viernes el director ejecutivo de la Liga Profesional de fútbol de Ecuador, el español Luis Manfredi, analizó cada una de las modificaciones que se vienen para el balompié nacional a partir del 2019 tanto en lo económico como en la estructura del nuevo Campeonato Ecuatoriano de Fútbol, que pasará de contar con 12 a 16 equipos en la Serie A.

“El fútbol ecuatoriano tiene potencia. Profesionalizar el fútbol sirve si hay un sustrato de talento deportivo, de afición entregada al deporte y un deseo de modernización y profesionalización y a eso le agregamos nuestra experiencia y conocimiento. Los dirigentes no se endeudan por falta de capacidad, tampoco por falta de ética para actuar, sino que están sometidos a una presión permanente de resultados deportivos que exige la hinchada y al necesitar los mejores jugadores, en lo económico les conlleva un coste que les arrastra a asumir obligaciones de pago por encima de sus posibilidades. Hace falta un ente centralizado que imponga disciplina, que el límite de una oferta es algo que no van a poder pagar”, manifestó Manfredi quien fue entrevistado por Carlos Víctor Morales PARA EL PROGRAMA TARJETA DORADA que se emite semanalmente en redes sociales.

Te podría interesar:   (VIDEO) Alfaro Moreno-Aquiles Álvarez: "Durante todos los 4 años vamos a estar unidos en BSC"

Manfredi, nacido en Alicante y que también desempeñaba el puesto de compras y coordinación interna de la Liga Española de Fútbol, indicó que a partir del próximo año con la llegada de la Liga Pro existirá una justicia deportiva administrada de manera imparcial y equitativa para todos los clubes de nuestro fútbol. “La Liga Profesional lo que hará será recibir los contratos de los jugadores con un club correspondiente y autorizar su inscripción hasta el límite de coste de plantilla deportiva que ha sido técnicamente determinado. La justicia deportiva al pasar a ser impartida de manera imparcial por la Cámara de Comercio hace que la manejen personas de reputación intachable y máxima imparcialidad. Será casi imposible que se cometa alguna irregularidad de un rival por la que el otro pueda pensar en alguna suspicacia. Hacer las cosas bien y establecer un ente supervisor que actúe con las máximas garantías y rigor es la solución a los problemas del fútbol ecuatoriano”, afirmó Manfredi.

Te podría interesar:   DIVIDIERON HONORES EN AMBATO: Macará igualó ante Delfín

“Opino que la esencia de un torneo entre clubes profesionales y no profesionales es algo muy bonito en su concepto de integrar, de que el equipo chico le gane al grande. Son cuestiones positivas de este tipo de torneos pero como cualquier otro torneo la clave está en que hay que poner esa idea y proyecto en práctica. Muchos proyectos adolecen de puesta en práctica con desarrollo necesario, con financiamiento sostenible necesario o aceptación de intereses de todos los miembros participantes para estar seguros de que no traiga problemas a futuro. “, agregó Manfredi dando su criterio sobre la Copa Ecuador.

Te podría interesar:   A PUNTA DE PENALES: Emelec venció al América