COMPARTIR:

Fuente: Diario Marca de España

Exequiel Palacios se convertirá en el primer fichaje del Real Madrid en el próximo mercado de invierno. El acuerdo con River Plate y el centrocampista argentino es un hecho y la contratación se hará pública en cuanto termine la final de la Copa Libertadores. A falta de la firma definitiva, aunque en este caso se puede considerar protocolaria, Palacios será jugador del Real Madrid hasta el 30 de junio de 2024. Con la llegada del argentino, el Real Madrid sigue adelante con su política de incorporar talento joven. Desde la dirección deportiva lo tienen claro y los dirigentes del club creen que es la única manera de poder competir contra los equipos estado que representan PSG y Manchester City. Y Palacios encaja de lleno en esta política.

El todavía jugador de River Plate tiene 20 años y aunque se estrenó en Primera con 17, no llega a los 50 partidos en la máxima categoría del fútbol argentino. Ha debutado con la selección albiceleste y está siendo decisivo en la buena Libertadores que está firmando River Plate. Tal es así, que los técnicos blancos consideran que está preparado para dar el salto y que podría ser un jugador importante en el Real Madrid a partir del mes de enero. Por este motivo han acelerado su fichaje y se espera que esté por el Bernabéu en los primeros días del 2019 y, de esta manera, iniciar la segunda parte de la temporada a las órdenes de Solari, perfecto conocedor de las cualidades de Palacios.

El precio de la operación Palacios se irá algo por encima de los 20 millones de euros. River Plate ha peleado, y de hecho sigue haciéndolo, por lograr que se retrase el momento de su salida, pero sus dirigentes ya conocen la intención del Madrid de convertir al joven de 20 años en el primer fichaje del mercado de invierno. En la dirección deportiva del blanca mantienen que Palacios puede aportar bastante fútbol y calidad al equipo. Juni Calafat, jefe del departamento internacional del club, lo tuvo claro en cuanto vio los movimientos del todavía inmaduro talento, pero con capacidad para liderar a River y de aportar al actual Madrid.

Tras un primer momento de confusión, una llamada de Butragueño al presidente de la entidad argentina sirvió para tranquilizar todo y para llegar a un rápido acuerdo que ha quedado cerrado en poco más de los 20 millones de dólares que figuran como cláusula de salida de Palacios. Se da la circunstancia de que el argentino podría ser rival del equipo blanco en el Mundial de clubes que se disputará en un mes en Abu Dabi. Lo primero que debe hacer es ganar la Libertadores con River Plate -estará muy pendiente la dirección deportiva de este partido, en el que seguirán también a Wilmar Barrios- y después que tanto el equipo argentino como el madridista, alcancen la final del trofeo organizado por la FIFA y cuya final se disputará el próximo 22 de diciembre.