COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Felipe Caicedo visitó hoy una escuela para dar charlas acerca del bullying. El atacante se ha ganado el cariño de muchos niños por sus palabras.

Debemos combatir la violencia, en las escuelas los maestros deben enseñar lo mejor, lo correcto es aprender todo lo que sea posible”, indicó.

“Antes de los partidos, ingerimos muchos carbohidratos y pollo: cosas no pesadas que puedan ser digeridas de inmediato. En el equipo todos somos amigos, hay la unidad ideal para ganar partidos y vivimos como una familia”, acotó.

“Muchas veces cuando estás en la cancha, es difícil seguir los mandatos del Fair Play, pero es algo que debe estar siempre en nuestra mente”, explicó.

Luego, agregó: “El bullying no es bueno, ni en el fútbol ni entre los niños en la escuela. Hay competencia entre nosotros y es normal que sea así, para que el entrenador (Simone Inzaghi) la tenga difícil por nuestro trabajo diario”.

“El fútbol es de gran valor para mí, he estado practicando este deporte desde que era niño, siempre ha sido mi sueño. Esta es mi vida y ahora soy feliz, le doy gracias a Dios que me dio esta oportunidad”, resaltó.

Después, manifestó: “La cuestión más importante es comunicarse bien en la cancha, habló varios lenguajes, incluyendo italiano, español e inglés”.

“Es bonito responder a las preguntas de los niños, ellos siempre me impulsan a dar más de mí. Hemos recibido muchas preguntas sobre el bullying. Desde una temprana edad debemos enseñar que eso es algo negativo. Que los hinchas más pequeños quieran una foto contigo es estimulante. Ahora estoy feliz, estoy jugando más”, sentenció Felipao.

Nota de: Víctor Loor Bonilla