COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Esta mañana en entrevista para RADIO ÁREA DEPORTIVA DE QUITO el máximo dirigente de Liga de Quito, Esteban Paz, comentó sobre el futuro de los albos y exteriorizó su preocupación por las pocas gestiones que hace la nueva directiva que estará al frente del club desde 2019 en temas deportivos, económicos e institucionales, tras la salida de Paz y su padre después de comandar al elenco desde 1997.

“Los hinchas de Liga están preocupados y nerviosos por el futuro de la institución. El hincha debe saber que trabajamos por el fútbol. Los que vengan queremos que nos superen. A todos se respetará el contrato. Sé que (Guillermo) Romero se está asesorando. Deben tener soluciones económicas. No creo que entren sin tener eso resuelto. Habrá un déficit que deben administrar para mantener el equipo y las nuevas incorporaciones. Hemos logrado cosas importantes pero las ideas frescas son importantes ahora. Queremos que superen lo que nosotros hicimos. Si el nuevo directorio tiene ideas, deben empezar a comunicar”, dijo Paz.

Paz comentó la enorme responsabilidad que significa ser parte del directorio azucena y dirigir al equipo. “Ellos tienen que saber que hay un déficit que tienen que administrarlo. Las decisiones las tienen que tomar ellos. El directorio adelantó las elecciones que iban a ser en enero para octubre y que no haya transición complicada, para que toda vez que termine el campeonato puedan tomar decisiones. Tenemos cerca de tres millones de deudas en bancos con la firma mía y de mi padre. El caso de Anderson Ordóñez llegamos a un acuerdo para pagar 500.000 dólares y tenemos que pagar otros 500.000 dólares para que siga en el equipo en el 2019”, afirmó Paz.

“Conocemos que algunos jugadores de Liga van a estar tentados pero es responsabilidad de la dirigencia retenerlos. Se les ha entregado todo el detalle de activos y pasivos que van a recibir. Si no quieren resolver pasivos se tendrá que hacer con transacciones de pases de jugadores, cosa que no queremos hacer. La transición que queremos es ordenada por el bienestar de Liga y pelear el campeonato con un equipo que se sienta seguro de su futuro. Nuestra queja es porque veíamos poca interacción y responsabilidad (de la nueva dirigencia)”, agregó Paz.