COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

El caso del asesinato del futbolista del Sao Paulo Daniel Correa sigue acaparando las portadas de los principales medios de Brasil. Si este lunes se filtraron los mensajes que la víctima le envió a un amigo poco antes de morir, este martes ha salido a la luz el audio donde el presunto asesino, Edinson Brites, comentaba el suceso.

Él era muy grande él se fue pronto. Qué tragedia, amigo. Es triste, muy triste. Cuente conmigo en lo que pueda ayudar”, le dijo Brites a un amigo del jugador del Sao Paulo, justo antes de recordar que su hija era muy amiga suya.

Allana es tan amiga de él que vino sólo por su cumpleaños. Él quería mucho a mi hija, imagínate. Vino desde lejos sólo por su fiesta y era muy querido por la gente. No me hables, amigo, qué desespero. Mi hija está desesperada. Allana está en shock. Dios mío, la tuve que darle un calmante”, prosiguió.

En un intento de desvincularse del crimen, Brites afirmó estar desconcertado ante semejante tragedia. “La gente no sabe qué pasó, sólo que se fue antes. Estuvo con el móvil y se marchó. Usted sabe las dimensiones de mi terreno y lo que hay hasta mi casa. Es grande y la gente estaba en el fondo de la casa. Salió andando, el terreno tiene 40 metros y la puerta estaba abierta porque estaba llegando más gente”, aseguró.

Sólo unas horas más tarde decidió confesarlo todo ante la policía, aunque tratando de justificarse. “Cuando quise abrir la puerta, estaba cerrada. Yo derrumbé la puerta de mi cuarto y cuando abrí, él estaba encima de mi esposa y ella gritando y pidiendo socorro”, detalló el empresario.