COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Ya es oficial, la final de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate se jugará sin hinchada visitante el sábado 10 y 24 de noviembre pese a la intención del presidente de Argentina, Mauricio Macri.

Esta determinación la tomaron Daniel Angelici y Rodolfo D’Onofrio, máximos representantes de Boca y River junto a Claudio Tapia, presidente de la AFA en una reunión que mantuvieron la mañana de hoy.

En una posterior intervención ante la prensa dieron a conocer el acuerdo además de mencionar de que ambos encuentros se jugarán a las 17h00 locales (15h00 de Ecuador).

Las razón principal por la cual se decidieron no aceptar visitantes es para no limitar espacio a los abonados en cada uno de los clubes pero también se conoce que había un serio manto de dudas por la seguridad.

VIDEO: