COMPARTIR:

Fuente: MARCA

Un ‘hat-trick’ de Loftus-Cheek ha bastado al equipo ‘B’ del Chelsea para pasar por encima del BATE Borisov (3-1) en Stamford Bridge y consolidarse como líder del grupo L de la Europa League con nueve puntos de nueve posibles. El pase a dieciseisavos como primero -PAOK, Vidi y BATE tienen tres puntos- está a un paso.

Con el colchón que le daban las victorias sobre PAOK (0-1) y Vidi (1-0), Sarri optó por alinear un equipo improvisado. Sólo repitieron en el once tres de los titulares contra el Manchester United: Kepa, Kovacic y Willian. Zappacosta, Cahill, Christensen, Emerson, Loftus-Cheek, Cesc, y Giroud completaron la alineación inicial.

Mención especial, obviamente, para el primer triplete de Ruben Loftus-Cheek en el fútbol de élite. 100 segundos necesitó el joven canterano ‘blue’, de 22 años, para culminar en el punto de penalti un centro del omnipresente Zappacosta y poner el 1-0. 936 días habían transcurrido desde que el 2 de abril de 2016, contra el Aston Villa (0-4), anotara su primer tanto con el Chelsea.

Tocado por una varita mágica, Loftus-Cheek anotó el 2-0 a los 8′. El medio, cedido la temporada pasada al Crystal Palace, aprovechó la relajación de la zaga bielorrusa para rematar, en el área pequeña y con el pie, un córner botado por Willian desde la derecha. Ver para creer. La promesa inglesa había marcado, en siete minutos y 48 segundos, las mismas dianas (2) que en sus 35 partidos anteriores con el Chelsea.

La guinda al pastel llegó tras el descanso, en el 54′. Loftus-Cheek, mundialista en Rusia 2018 y criado en el fútbol callejero, recogió un rechace en la frontal y colocó el balón sutilmente, con el interior de su pierna diestra, al palo largo. Las manos blandas del meta Scherbitski terminaron por ‘acariciar’ el esférico al fondo de la portería y certificar el ‘hat-trick’ del dorsal 12 de los ‘blues’. Un hito que no lograba un jugador del Chelsea en Europa desde que lo hiciera Drogba contra el Levski en septiembre de 2006. Pudieron ser cuatro, a decir verdad, pero lo impidió, esta vez sí, Scherbitski al desbaratar un mano a mano en el 83′.

Ya con 3-0, Sarri optó por retirar a dos de los más habituales (Pedro y Willian) de cara a guardar fuerzas para el partido de Premier contra el Burnley. El BATE aprovechó que el partido bajó varias revoluciones para marcar, en el 79′, el primer gol que el Chelsea recibe en esta Europa League. Aleksey Ríos sólo tuvo que empujar, libre de marca, un gran servicio a balón parado de Stasevich.