COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Cristiano Ronaldo está en jaque. El dueño de un bar de Portugal se inspiró en la denuncia que la ex modelo Kathryn Mayorga inició contra el jugador y puso a la venta controvertidas galletitas con dos figuras teniendo sexo, que emulan la supuesta violación.

Jose Goncalves, de 47 años, dueño del restaurante Our Taste of Portugal en Worcester hizo una cantidad limitada de galletas para “jugar con la situación“, y aseguró que “todos encontraron la broma”. No obstante, la imagen despertó polémica en Facebook.

Según la prensa británica, la “galleta Ronaldo” que se vendía el pasado lunes a 50 peniques por unidad causó furia entre algunos clientes, que utilizaron la red social para criticar el producto por “glorificar la violación”.

“Estoy sorprendido por la actitud totalmente repugnante que ha mostrado Our Taste Of Portugal, tratando de hacer una broma sobre la violación con las ‘galletas de Ronaldo’ para obtener ganancias”; “No apoyo a las empresas que sustentan la cultura de la violación, sus ‘galletas de Ronaldo’ son asquerosas y espero que las eliminen de su menú”; “Debería haber sido obvio que hacer galletas que glorifican la violación dejaría un mal sabor”, expresaron algunos usuarios de la red social.

En respuesta a las críticas, el dueño del café, utilizó la misma red social para defenderse y aseguró que le “encanta Cristiano Ronaldo” y que va a defenderlo porque cree en su versión de los hechos. “Nuestra idea fue hacer 30 galletas y jugar con la situación con nuestros amigos y clientes, lo que fue bien aceptado y todos encontraron la broma. ¡Solo un día!” dijo el propietario. No obstante pidió disculpas por si “hizo sentir mal a alguien”.