COMPARTIR:

Fuente: AS

Los fichajes de jugadores jóvenes brasileños efectuados por el Madrid pueden volverse en su contra por el tema del calendario. La presencia en la Sub-20 de Vinicius y Rodrygo -aunque éste aún milita en el Santos- para los amistosos del sábado y el lunes ante Chile hace intuir que ambos serán convocados por el seleccionador Carlos Amadeu para el Sudamericano de la categoría que se disputa del 20 de enero al 13 de febrero.

Eso supondría que Vinicius estaría más de un mes fuera de la dinámica de grupo del Madrid, además de que retrasaría la posible llegada anticipada de Rodrygo al club. El conjunto blanco se vería claramente perjudicado. Vinicius ha jugado los dos últimos partidos de LaLiga ante Atlético y Alavés y poco a poco va teniendo minutos con Julen Lopetegui, que al principio decidió que jugara con el Castilla para foguearse. Rodrygo, por su parte, es titular en Santos y está entre los nominados al Trofeo Kopa que premia al mejor jugador Sub-21 del mundo.

Tanto Vinicius como Rodrygo son piezas básicas de la nueva hornada de jóvenes talentos brasileños. La CBF los necesita para conquistar un trofeo que no gana desde 2011 y que además clasifica para el Mundial Sub-20 del próximo año en Polonia. Esa cita, que se disputa a finales de mayo, también generará un conflicto de intereses con el Madrid.

La buena noticia para el Madrid es que el Sudamericano Sub-20 no está en el calendario FIFA y por lo tanto los clubes no están obligados a ceder a sus futbolistas. Eso sí, para que Vinicius y Rodrygo no acudan deberán negarles tal posiblidad, lo que generará contratiempos con la CBF y con los propios futbolistas. El Madrid ya hizo algo parecido en su día con Higuaín y la AFA tardó mucho tiempo después en llamarlo por aquella negativa.