COMPARTIR:
Foto de Barcelona SC

Fuente: StudioFútbol

Esta mañana en la sala de prensa del estadio Monumental el volante referente y capitán de Barcelona, Matías Oyola, conversó con los medios de comunicación sobre su recuperación, la crisis de resultados que afronta el cuadro amarillo y el Clásico del Astillero que se viene el próximo domingo.

“La recuperación se ha hecho bastante larga, siempre es más lindo estar dentro que fuera de los entrenamientos pero ya estoy mejor, entrenando con el grupo y espero estar a disposición de Guillermo Almada para el domingo (el Clásico). Varios de los partidos que no se ganó se jugó mejor que el rival pero el resultado no se pudo conseguir. Los mejores siempre son los once que juegan, no considero que porque uno falte no se gane, los lesionados siempre tenemos las ganas de aportar desde algún lugar para que se den los resultados”, dijo Oyola.

“El Pony”, como se lo apoda al mediocampista torero, analizó el juego ante Emelec y el nivel del Campeonato Nacional confiando en que realizarán un gran partido para vencer en el Clásico. “El campeonato no es irregular, es totalmente competitivo, ha pasado muchos años que se da mucha paridad, desde el 2012 para acá hay mucha paridad, lo demostró Delfín, Independiente y que se den partidos tan parejos. Poco ayuda ver los antecedentes o estadísticas de años anteriores, el presente es el que nos toca vivir, no es lo que todos esperamos pero somos conscientes de que tenemos un gran equipo para revertir la situación. El equipo que tendremos al frente sabemos que es un gran equipo, con grandes individualidades y el partido se va a definir por detalles y el que imponga su juego y personalidad. Al hincha que se quede tranquilo que vamos a dar el máximo de nosotros para ganar”, afirmó Oyola.

“Tenemos todo para ganar el domingo y ganar la segunda etapa. El club tiene deudas y también una deuda con nosotros pero a la vez hay un compromiso (de pago) que se va a llevar a cabo”, agregó Oyola desestimando la teoría de que el atraso en pagos de la dirigencia para con ellos sea la causa de que no ganen hace ocho partidos.