COMPARTIR:

Fuente: MARCA

Tras finalizar un partido entre el San Claudio-Oviedo, del Grupo II de Segunda cadete, un padre insultó gravemente al árbitro que dirigió el encuentro.

El acta del partido recoge las amenazas de muerte del padre porque sacó una tarjeta amarilla a su hijo. “Estás para plantar lechugas, me cago en mi vida”, fue una de las frases.