COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

En el fútbol se han tirado infinidad de penaltis. Bien ejecutados, mal lanzados, bellos, horrorosos… de todos los tipos, aunque pocas veces se había tirado uno tan acrobático como el de Norik Avdalyan, juvenil del Rubin Kazan.

El joven futbolista ruso de 18 años sorprendió realizando una voltereta para disparar a puerta. El portero se quedó paralizado al no esperarse tan estrambótico recurso, que además salió a la perfección. El vídeo de este penalti ha recorrido las redes, y ha dejado a todos boquiabiertos.