COMPARTIR:

Fuente: Diario AS

Leo Messi abandonó el estadio de Wembley como un auténtico héroe, reconocido una vez más por sus compañeros tras su enésima exhibición y aplaudido por unas gradas que admitieron la enorme superioridad del crack argentino.

Pero hay una anécdota que pasó nada más acabar el partido que deja bien patente el grado de admiración y también, por qué no decirlo, de injusticia que se respira en el vestuario blaugrana. Y es que los compañeros de Leo empezaron a cantar tras el espectacular 2-4 un estribillo con la misma sintonía del célebre ‘Dónde está CR7’ que inspiró el tertuliano de ‘El Chiringuito de Jugones’ y ex delegado del Sevilla, Cristóbal Soria. Sin embargo ahora la letra era un poco diferente. “¿Y ahora quién es the Best?”, se preguntaban los jugadores del Barcelona ante la sorpresa de un risueño Leo Messi que no podía evitar sonreír ante la ocurrente iniciativa, en un claro agradecimiento del equipo hacia su capitán y máxima referencia en el campo.

Es evidente que también es un claro mensaje hacia aquellos que reparten los premios individuales, ya que muchos sostienen que no hay ningún jugador en el planeta que iguale en calidad ni en talento a Leo Messi, por lo que desde hace una década todos los premios deberían recaer en su persona. Que Messi no estuviera ni tan siquiera en lista de los tres candidatos para ganar ‘The Best’ soliviantó a más de uno allí dentro y quiso responder de esta forma, en medio de la euforia desatada tras un gran triunfo, a los responsables de asignar este tipo de premios.

Y el primero en hacerlo público sin ningún tipo de miramientos fue el socio y aliado de Leo en el campo, Jordi Alba, quien aseguró tras el partido ante el Tottenham que el premio ‘The Best’ es “una gran mentira, una farsa”.

Ahora mismo la última bala de la recámara para los premios individuales es el Balón de Oro donde por cierto Messi tampoco parte entre los favoritos, al menos a día de hoy.