COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Esta mediodía se jugó uno de los partidos más emblemáticos y clásicos de la Liga Premier de Inglaterra: Chelsea recibió a Liverpool en el estadio Stamford Bridge. El Chelsea quería vencer a su rival para escalar posiciones.

Pero en este encuentro se dio un verdadero golazo y fue el tanto de apertura del marcador. Esta conquista fue abrió para los “Blues” con gol de Eden Hazard a los 25 minutos, anotación que llegó con remate cruzado pero precedida de una gran tejida de ocho toques consecutivos, lujos y alto juego colectivo del equipo local.