COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

La Cámara de Instrucción del Control Financiero de los clubs de la UEFA (ICFC) cerró el 13 de junio su investigación al PSG por el posible incumplimiento de las normas del ‘fair play financiero’. Lo hizo rebajando un 37 por ciento la valoración de los acuerdos de las empresas catarís al club francés, propiedad precisamente catarí, de Oryx Qatar Sports Investments.

Pese al retoque, la conclusión es que el equipo galo cumplía con la normativa financiera pese a haber acometido el fichaje más caro de la historia: el de Neymar. El 3 de julio, sin embargo, la ‘cámara dura’ del ICFC reabrió la investigación “para su reconsideración”. Ayer, lunes, tres meses después decidió volver a enviar el dosier a la cámara de instrucción “para un examen más profundo”, publica este martes el diario L’Equipe.

En este organismo de la UEFA consideran que la ‘devaluación’ de los contratos no ha sido suficiente pese a que algunos, como el de la Qatar Tourism Authority, se haya rebajado de 100 millones de euros a 58. Y es que los principales patrocinadores del equipo galo, Qatar National Bank, Ooredoo, beIN Sports, Qatar Tourism Authority y Aspetar, todos catarís, hacen sospechar a la ICFC.