COMPARTIR:

Fuente: Diario Olé

Después del traspié en el debut en la Champions League ante Liverpool, el PSG demostró que en casa se siente cómodo y volvió a sonreír. Aunque arrancó el partido con el pie izquierdo, metió una linda remontada, le ganó 3-1 al Rennes en Roazhon Park y mantiene el puntaje perfecto en la Ligue 1 tras seis partidos disputados.

Te podría interesar:   "Gallardo, puede ir a Europa y entrenar a un grande como el Barcelona”.

El conjunto de Thomas Tuchel recibió un duro golpe antes del primer cuarto de hora porque Adrien Rabiot metió un insólito gol ¡en contra! Sin Kylian Mbappé, sancionado, y con Neymar y Cavani en un flojo nivel, tuvo que aparecer Di María para empatar las acciones antes del final del primer tiempo.

Te podría interesar:   Hazard sobre Benzema: "Es el mejor delantero del mundo"

Tras el descanso, el equipo parisino se puso las pilas, dominó las acciones y luego de una linda jugada de Ney, fue Thomas Meunier el encargado de poner en ventaja a los visitantes. Y a 7 minutos del final, cuando el Rennes buscaba la igualdad, Maxim Choupo-Moting, quien había ingresado por Verratti, liquidó el pleito.

Te podría interesar:   LUEGO DE LA POLÉMICA: "Bale se reincorporó al entrenamiento de Real Madrid"

Así, el París Saint Germain festejó su sexta victoria al hilo (20 goles a favor y sólo cinco en contra) y mantuvo los cinco puntos de ventaja respecto al Lille, segundo en la tabla, que el sábado le había ganado al Nantes.