COMPARTIR:

Fuente: MARCA

Gerard Piqué y Patrice Evra fueron compañeros hace más de una década en el Manchester United y hace un tiempo, el futbolista del Barça contó una broma que le gastó que ahora el jugador del West Ham ha revelado que contraatacó con una venganza de lo más asquerosa.

La broma de Piqué fue quemarle unas zapatillas a las que tenía mucho cariño y así la relató él mismo: “Un día Patrice Evra apareció con unas zapatillas que llevaba meses pidiendo a Nike que se las hiciera. Tenían grabadas los nombres de sus hijos y otros detalles. Fue a la ducha, hice una pequeña hoguera y se las quemé”, dijo en su día el central catalán.

Ahora, Patrice Evra ha revelado que la cosa no se quedó ahí durante una entrevista para el programa de televisión de Sky Sports “A League Of Their Own” en la que ha explicado que no le sentó nada bien esta broma y que se cobró la venganza con creces.

“Quemaron mis zapatillas. No tuvo gracia y la culpa fue de Gerard Piqué. ¿Cómo me vengué? Fui al baño e hice caca dentro de las suyas”, desveló el futbolista senegalés con nacionalidad francesa provocando las risas generalizadas de todo el plató incluido el presentador James Corden.