COMPARTIR:
Foto de API

Fuente: StudioFútbol

Esta noche una vez terminado el juego en el estadio Jocay el entrenador de Emelec, Mariano Soso, analizó las virtudes y defectos del bombillo en su caída ante Delfín.

“Pudimos ponernos en ventaja, el equipo tuvo un buen inicio de juego controlando y siendo efectivo. Después una situación clara de Ordóñez nos empatan. Nos jugaron con rombo en medio y no pudimos contener la superioridad numérica que logró Delfín. Intenté entregar respuestas para contener y entregar rutas de ataque más claras. Delfín sin tantas opciones claras encuentra el empate y en segundo tiempo reconozco mi responsabilidad, diseñamos un rombo y no logramos que se imponga el proyecto del partido”, dijo Soso.

El entrenador argentino asumió la culpa de que el cuadro eléctrico no haya tenido respuestas en el compromiso para hacerle frente al planteamiento del elenco cetáceo. “Tenemos una deuda interna al no sostener las producciones anteriores. Había que adaptarse a las condiciones, esto modifica el estilo de juego que perseguimos. El equipo tiene un objetivo muy claro respecto a la segunda etapa. Respondemos a la intensidad, intentamos construir juego y cuando el rival lo impide recuperamos el balón rápidamente, todo eso hoy estuvo ausente”, agregó Soso.