COMPARTIR:

Fuente: AS

El premio The Best de la FIFA será entregado el próximo lunes 24, en una gala en Londres a la cual acudirán (si no hay bajas sorprendentes, como ya pasó en la gala de la UEFA con Cristianolos tres candidatos al premio: el portugués, Modric y Salah. El croata es el principal favorito en estos momentos tras recibir el premio a mejor jugador de la UEFA y alzarse también con el Balón de Oro del Mundial de Rusia, donde llevó a Croacia hasta la final, donde sucumbió ante el poder de la Francia de Griezmann y Mbappé. Y sólo unos días antes de la gala, además, el madridista se sacó su mejor partido del curso hasta el momento, guiando el triunfo blanco frente al Roma (3-0) en el debut de los de Lopetegui en la Champions League.

Modric estuvo sobre el campo 85 minutos, tras los cuales dejó el sitio a Ceballos en medio de una sonora ovación: “Modric, Balón de Oro”, cantó la grada del Santiago Bernabéu en varios momentos del choque, reclamando para el balcánico el premio que, antaño, pedía siempre para un Cristiano que ya no está. El propio Lopetegui elogió ampliamente el encuentro del croata en zona mixta: “Ha hecho un muy buen partido, en todos los sentidos. Ha pisado muchas partes del campo y sólo le ha faltado el gol, que lo ha tenido cerca varias veces…”.

No le faltó razón al técnico blanco: Modric dio 63 pases, de los cuales 57 fueron buenos (90% de efectividad), y eso que jugó en una posición más adelantada a lo que normalmente acostumbra, rozando la mediapunta varias veces y asomándose a la portería en un par de ocasione, con dos disparos blocados por Olsen. Aunque su mayor aportación sin duda fue el exquisito pase en profundidad que dejó solo a Bale ante el meta del Roma; el galés no perdonó y anotó el 2-0, doblando la ventaja blanca. Perdió sólo siete balones y recuperó tres en total. Especialmente fructífera fue su relación sobre el campo con Carvajal: el lateral le dio 17 pases al croata y éste, 15 al español.

No escatimaron elogios los compañeros tras el choque para ponderar el buen hacer de Modric, en un primer tramo de temporada que puede ser decisivo para su candidatura para el Balón de Oro, cuyas votaciones no se cierran hasta final de año. Empezando por Isco: “Por supuesto que se merece ganarlo, es una pieza clave para nosotros, lo fue el curso pasado en la Champions que ganamos y también en el Mundial, con Croacia”. Aunque no todos ven que deba llevarse el de Zadar el galardón de France Football, como su compañero en la medular Casemiro: “El año pasado de Luka ha sido fenomenal, pero yo se lo daría a Cristiano por todo lo que hizo con nosotros en la Champions…”.

El interesado, mientras, transmite imagen de tranquilidad, sin darle demasiado peso a unos premios para los que muchos le ven muy bien colocado: “Muy contento, orgulloso de todos estos elogios por parte de aficionados y compañeros. Sólo puedo agradecerlo, estoy muy contento y claro que me gustaría. Pero no estoy obsesionado con esto, para mí lo importante es el equipo, cómo aportar al equipo. Los premios, si llegan por el trabajo hecho, perfecto. Si no, no pasa nada, la vida sigue”.

El siguiente en esa ristra de premios puede ser el The Best. Su partido ante el Roma ya no afectará a la concesión del mismo, pues las votaciones llevan tiempo cerradas, pero la imagen que quedó en la primera jornada de la Champions fue la de un Modric imperial, a los mandos de un Madrid que apabulló a uno de los semifinalistas de la pasada Copa de Europa. Mientras, Salah se fue sin marcar del Liverpool-PSG y Cristiano fue expulsado en la primera mitad del Valencia-Juventus. Messi, que parece fuera de las quinielas por su pobre Mundial con Argentina y por caer en cuartos de la pasada Champions, sí dio el nivel con un hat-trick al PSG; y Griezmann, que asoma como gran rival por el Balón de Oro tras el título galo en Rusia, dejó una gran asistencia a Diego Costa en el triunfo del Atlético en Mónaco.