COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

Eusebio Di Francesco, técnico del Roma y padre del jugador del Sassuolo Federico, salió en defensa de su hijo, denunció amenazas de muerte por las redes sociales y exigió disculpas a los que le tildaron de racista en la jugada que provocó la expulsión de Douglas Costa del Juventus.

“Es algo que me ha indignado muchísimo por lo que se ha dicho y palabras que se supone que ha dicho que son solo rumores en las redes sociales. Cualquiera habría reaccionado muy mal sufriendo lo que sufrió él y reaccionó muy bien. Estoy muy orgulloso de mi hijo”, aseguró en su comparecencia como técnico del Roma antes del debut en Liga de Campeones.

“Lo absurdo es que nadie haya pedido disculpas, deberían de ser automáticas en esta situación. Lo que está pasando me duele muchísimo porque era claramente la víctima de lo que pasó y ahora parece el culpable. Hay gente en las redes sociales que nos ha deseado la muerte a mi y a mi hijo”, denunció.