COMPARTIR:

Fuente: Diario OLÉ (Argentina)

La profunda crisis que sufre Venezuela bajo el régimen de Nicolás Maduro obligó a muchas personas a tener que tomar la decisión de abandonar ese país para encontrar un mejor futuro en otro lugar. Y esta ola migratoria que afecta a varios países de la región ya rompió un récord en Argentina: en los últimos tres años llegaron más de 70.000 y en los primeros seis meses de 2018 los venezolanos que se radicaron en nuestro país forman el 25% del total de los inmigrantes.

Algunos de los que llegaron son médicos o ingenieros que buscan insertarse en el mercado laboral. Y como el fútbol también es parte de la sociedad, en la Superliga hay un claro ejemplo de esta problemática.  Jan Carlos Hurtado hizo su debut en Gimnasia de la Plata el último fin de semana ante Patronato y si bien el Lobo ganó 2-0 en Paraná, su alegría no tuvo tanto que ver con el resultado. “Fue muy lindo el debut, me siento contento. Estaba ansioso, pero es normal por todo lo que había estado sin jugar. Voy a ir adaptándome poco a poco. En algún momento tuve un ahogo, pero es normal”,aseguró el potente delantero de Venezuela.

Para llegar a este buen presente, la tuvo que pelear. Hurtado nació el 5 de mayo del 2000 en El Cantón, Barinas, y con sólo 18 años ya jugó el último Mundial Sub 20 de Corea del Sur, donde la Vinotinto fue subcampeón. Sin embargo, más allá de que es una de las grandes promesas de su país, en el Deportivo Táchira no la pasó bien. Hace un año atrás, no quiso renovar su contrato y el club acusó a Nelson, su padre, de querer sacarlo del país siendo menor de edad. Ante esta situación, el Consejo de Honor de la Federación Venezolana tomó cartas en el asunto, declaró culpable a Jan y le aplicó una sanción de seis meses que expiró hace pocos días.

Luego de esto, el joven se declaró en condición de libre y dio sus motivos: “Ya cumplí la pena que me pusieron. Dicen que me siguen pagando el sueldo, pero en ese entonces me pagaban 40 dólares. Ahora me deben estar pagando un dólar”. Sí, ganaba 40 pesos argentinos por mes… Después de algunas diferencias económicas con el Brujas de Bélgica, donde estuvo a prueba con el aval de Táchira, Hurtado decidió irse al Lobo y firmó un contrato por tres años con el equipo platense. Si bien su ex club sigue insistiendo que el jugador tenía contrato hasta fin de este año, la Federación Venezolana le dio el visto bueno para que juegue en Argentina.

De esta manera, Hurtado se sumó a la lista de los venezolanos que ya jugaron en el fútbol argentino: Daniel Noriega (Unión), Gerson Díaz (Mandiyú), Héctor González(Olimpo, Colón, y Quilmes), Rafael Dudamel (Quilmes), Gabriel Cíchero(Newell’s), Michael Covea (San Martín de San Juan), César González (Colón, Huracán, Gimnasia y River), Oswaldo Vizcarrondo (Rosario Central, Olimpo y Lanús) y Fernando Amorebieta¸ (Independiente). Si bien estos últimos no llegaron por la crisis, Jan Hurtado quiere dejar todo lo malo atrás y hacer historia lejos de su tierra.