COMPARTIR:

Fuente: AS

El diario francés L’Équipe publica hoy la primera parte de una entrevista con el entrenador del PSG, Thomas Tuchel, sobre sus primeras semanas en el banquillo parisino, las aspiraciones del equipo francés en la Champions y el secreto del éxito del Real Madrid en la máxima competición continental.

Ganar la Champions
¿Esta temporada? Pueden pasar tantas cosas… La Champions no es una competición solamente táctica, es una competición de generaciones. El Real Madrid tiene una generación que sabe cómo ganar los grandes partidos, como resistir la presión. Para mí, hay que invertir las cosas: si trabajamos bien cada día, deberíamos estar preparados para los grandes partidos. Si no nos centramos demasiado en esos grandes partidos que vienen en febrero, puede ser que los abordemos mejor. Hoy tenemos que centrarnos en los partidos de la fase de grupos. Tenemos una plantilla reducida y esperemos que no haya lesiones. El Madrid estuvo casi eliminado en cuartos, casi en semifinales y al final ganaron. Mirad al sorteo también. El año pasado el PSG acabó primero y le tocó el Madrid; el Bayern acabó primero y le tocó el Besiktas. Después de cinco minutos, los turcos vieron una roja y el Bayern pasó a cuartos”.

¿Qué le faltó al PSG la temporada pasada?
“Quizás pudo ser la convicción del Madrid, porque ellos tienen experiencia en estos partidos. Una y otra vez, saben que al final ganan esos partidos. Y si en el primer partido contra el Real Madrid tú mereces ganar, estás cerca, pero al final te llevas tres goles… He visto el partido de vuelta con mi cuerpo técnico. Sentías que el PSG no estaba totalmente convencido de poder hacerlo, al contrario que los jugadores del Real Madrid.

Favoritos para esta Champions
“Hay varios y el Liverpool es uno. En fútbol, y para mí es lo más duro, hay cosas que no tienen explicación. Un día tienes una gran victoria que te permite coger impulso. Hay que ser consciente de que ese momento no está lejos y no hay que perderlo. El Madrid nos mostró cómo hacerlo. Es muy, muy importante, tener la experiencia de este tipo de acontecimientos para poder hacerlo. Y el PSG carece de ella, está claro. Cuando no la tienes, eres un aspirante. Hay que cambiar un poco nuestra mentalidad. Por supuesto que somos el PSG, con grandes jugadores, y no es el mismo reto que para un equipo como el Dortmund. Pero en la Champions te enfrentas a clubes con muchos éxitos en este tipo de pruebas y tenemos que ir paso a paso”.

Llegada al PSG
“Me sorprendió que el PSG contactara conmigo a principios de 2018. Les dije: “¿Están seguros? ¿Están seguros de conocerme bien? ¿Están seguros de quererme como entrenador? También hubo contactos con el Bayern, pero su oferta llegó demasiado tarde. Ya había decidido incorporarme al PSG. Mi elección después del Dortmund estaba muy clara. Si tendía la oportunidad de tener una experiencia en el extranjero, debía aprovecharla”.

Mercado
“El mercado es cada vez más complicado, con diferentes fechas de cierre según el país. Para un club como nosotros, los jugadores son más caros cuando llamamos. Es difícil”.

Carencias en la plantilla
“Me preocupa el impacto físico de no tener un mediocentro defensivo”.

Salto de calidad del PSG
“Para mí, todo cambió en un verano [el de 2017]. Yo decía a mis amigos: ‘¿El club tiene a Neymar, Cavani y Mbappé en ataque? ¿Es verdad esto que está pasando?’. En unas semanas eran el mejor ataque de Europa, un equipo de locos. A partir de ahí, cambió la visión del PSG”.

Calendario en Francia
“Tuvimos que jugar en Guingamp después de dos semanas de entrenamiento con el equipo casi al completo. En Alemania, después de dos semanas de entrenamiento, te enfrentas a un equipo del pueblo del presidente que está en octava división y le ganas 20-0”.

Cómo ve la liga francesa
“La Ligue 1 es un campeonato muy duro físicamente, con jugadores muy fuertes, como Marcus Thuram, del Guingamp. Va rápido, es resistente, dribla bien y es bueno en el juego aéreo. Tienes que vencer a estos jugadores. Es un esfuerzo que debes hacer cada semana. Para todo el mundo es evidente que tienes que hacerlo siempre y ganar en todos lados y que seremos campeones. Y es perjudicial. En Alemania es lo contrario para el Bayern: el club nunca habla de la Champions. Dicen: “La Liga primero, la liga primero”. (…) Es un poco triste que, visto desde fuera, la gente imagine que es fácil de conseguir”.