COMPARTIR:

Fuente: AFP

Un miembro del grupo punk Pussy Riot que dio vuelta al mundo tras invadir el terreno de juego durante la final del Mundial de Rusia 2018, fue hospitalizado en estado grave en Moscú debido a un supuesto envenenamiento, anunció el jueves una integrante de la banda rusa contestataria.

Según Veronika Nikulchina, Piotr Verzilov empezó a sentirse mal el martes por la tarde, horas después de un juicio donde ella comparecía por desobediencia, y al que Verzilov había acudido para apoyarla.

“Por la tarde empezó a sentirse mal, Perdió la vista (…) Luego no podía hablar, no me reconocía”, declaró Nikulchina, quien además es pareja de Verzilov, a la radio Eco de Moscú.

“No excluyo que hubiera una intervención exterior”,agregó, y precisó que hay que esperar los resultados de los análisis médicos.

Verzilov está hospitalizado en el servicio de reanimación toxicológica de un hospital de Moscú. Según Nikulchina, “los médicos dicen que su estado es grave pero no dan de momento ninguna información”.

Veronika Nikulchina y Piotr Verzilov forman parte de los cuatro miembros de Pussy Riot que se introdujeron en el terreno de la final del Mundial, vestidos con uniformes de policía, tras lo cual fueron condenados a 15 días de prisión por esta intrusión.