COMPARTIR:

Fuente: MARCA

Italia acogía a la azurra tras las pesadilla que supuso la derrota ante Suecia en la repesca del Mundial que los dejó sin billete a Rusia 2018. Un hecho que se notó en cuanto sonó Il Canto degli Italiani, el himno italiano que corearon a capella las casi 40.000 gargantas que abrrotaron el Estadio Renato Dell’Ara. Con tal inicio echaba andar la nueva azzurra de Roberto Mancini ante una Polonia que intenta rejuvenecerse con Jerzy Brzeczek en el banquillo tras la mala imagen que mostró en la Copa del Mundo.

A pesar del contexto que invitaba al optimismo transalpino el primer aviso llegó por parte de la águilas rojas… y no fue un aviso cualquiera. Zielinski se plantó completamente solo ante Donnarumma… pero se le hizo pequeña la portería… y Gigio se hizo gigante. Lo que se tradujo en un auténtico paradón del guardameta del Milan. De Gigi a Gigio… pero la portería azurra sigue estando en buenas manos.

Con el transcurso de los minutos el duelo fue ganando en intensidad, buena prueba ello fueron las tres cartulinas amarillas que enseñó el colegiado alemán. Con un juego tan trabado al fútbol le costó aflorar, pero cuando lo hizo dejó ocasiones para ambos. La mejor para Italia llegó en el 36′, pero Bernardeschi le dio demasiada comba al balón y se marchó lamiendo el palo. Una ocasión de la que Mancini se acordaría…como se acordaba Zielinski de la que le paró Donnarumma, así que a la segunda no perdonó. Jorginho, la brújula que debe guiar a Italia, perdió el norte y le robaron la cartera. El balón le llegó a Lewandowski que puso un centro medido al segundo palo donde llegó Zielinski y la enganchó para poner el primero en la cuenta polaca. Un mazazo del que Italia intentó reponerse sin éxito en la primera parte.

Al inicio de la segunda parte Italia no parecía haber aprendido la lección del primer acto. Con esas Polonia arrancó apretando y estuvo a punto de anotar el segundo tanto tras armar una contra y hacerla mejor Blaszczykowski con un control de espuela y un posterior disparo que rechazó en un zaguero italiano y le cayó a Lewandowski que con un remate acrobático mandó el esférico fuera. Un susto que pareció espabilar a los chicos de Mancini quienes subieron la intensidad y pusieron en apuros al conjunto polaco hasta el punto que Federico Chiesa, sólo seis minutosdespués de entrar al campo, se internó en el área por parte derecha y provocó una entrada a destiempo que el colegiado interpretó como penalti. Desde la pena máxima Jorginho se redimió de su fallo en el primer gol y anotó el empate.

Con la igualdad en el maracdor el partido se abrió, pero ninguno de los dos encontró el resquicio para decantar la balanza hacia su lado y llevarse la victoria, en lo que fue un empate agridulce para la nueva Italia de Mancini en su debut en la UEFA Nations League.

Ficha técnica

1-Italia: Donnarumma; Zappacosta, Bonucci, Chiellini, Biraghi; Pellegrini (Bonaventura, 46′), Jorginho, Gagliardini; Bernardeschi, Balotelli (Belotti, 62′), Insigne (Chiesa, 72′)

1-Polonia: Fabianski; Berezynski, Glik, Bednarek, Reca; Blaszczykowski (Pietrzak, 80′), Krychowiak, Klich (Szymanski, 56′), Kurzawa; Zielinski (Linetty, 66′); Lewandowski

Goles: 0-1 Zielinski 40′, Jorginho 78′

Incidencias. Partido correspondiente a la primera jornada de la UEFA Nations League. Encuentro disputado en el Estadio Renato Dell’Ara.

Árbitro: Felix Zwayer