COMPARTIR:

Fuente: INFOBAE

Acostumbrado a la opulencia, con viajes en jet privado, lujosos hoteles, limousinas y costosos restaurantes, hoy día el ex todopoderoso dirigente de fútbol, Juan Ángel Napout, trabaja ayudando en la cocina del Centro de Detención Metropolitana de Brooklyn (Nueva York, EEUU) donde recibe al mes USD 19,32 por su labor. Hoy el otrora hombre fuerte del fútbol Sudamericano y mundial, trabaja en la cocina de una cárcel de Nueva York a donde ingresó el pasado 22 de diciembre, tras ser declarado culpable de tres cargos, en un juicio impulsado por el FBI y la Fiscalía norteamericana.

En efecto, un informe de evaluación de internos, remitido por el Centro de Detención Metropolitana de Brooklyn a la jueza Pamela Chen, de la Corte del Distrito Este de Nueva York, señala que Napout es muy trabajador y responsable, además de tener buena relación con los demás convictos. El documento, dado a conocer por el periodista Ken Bensinger, sostiene que el ex presidente de la Conmebol trabaja 7 horas al día de lunes a viernes y tiene muy buenas calificaciones, 5 de 5 en 6 de las 9 categorías que se califican. Añade que es respetuoso, aseado, llega temprano y siempre está predispuesto a ofrecer sus servicios.

La citada penitenciaría de Nueva York cuenta actualmente con un poco más de 1.600 reos, aunque está preparada para albergar a unos 3.000 reclusos. Las celdas poseen una cama, un lavamanos, una banqueta de cemento, una ducha y un televisor en blanco y negro, además de una ventana de 4 pulgadas con vista al patio. De esta forma, lejos de la suntuosidad y ostentación con que se manejaba Juan Ángel Napout, según puede verse incluso en las fotos que están incluidas dentro del expediente judicial y a las que tuvo acceso la cuenta de @Sinfalta, el otrora mandamás del fútbol Sudamericano espera conocer su condena que la jueza Chen debe informar este miércoles y que los fiscales piden que sea no menos de 20 años de cárcel.