COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

La Lazio es uno de los equipos de la Serie A que cuenta con uno de los grupos de ultras más activo y con más poder, los Irriducibili, y este sábado volvieron a hacer de las suyas en el debut liguero contra el Nápoles, partido que terminó con victoria de los visitantes por 1-2.

Antes del inicio del partido, los radicales de la Lazio repartieron octavillas en la ‘Curva Nord’ para recordar a sus miembros que estaba prohibida la presencia de mujeres en las diez primeras filas de las gradas, un gesto que ha provocado una reacción de indignación colectiva en Italia.

Te podría interesar:   ¿Por qué Maradona habla así?

“El fondo norte representa un lugar sagrado para nosotros, un ambiente con un código no escrito que hay que respetar. Las primeras filas del fondo siempre las hemos vivido como si fueran una trinchera y dentro de ella no admitimos mujeres, esposas ni novias por lo que las invitamos a posicionarse a partir de la fila diez. Quien elige el estadio como alternativa a una escapada romántica y despreocupada a Villa Borghese, que se vaya a otros sectores del campo”, decía el panfleto repartido por los ultras de la Lazio.

Te podría interesar:   (VIDEO) GOL DE FELIPAO en un amistoso en Italia

Tras el revuelo ocasionado, Arturo Diaconale, director de comunicación de la Lazio, salió al paso y en declaraciones al diario ‘El País’ dejó clara que la postura del club es totalmente contraria a la mostrada por los Irriducibili.

“El club, desde siempre, ha estado en contra de cualquier tipo de discriminación. En el fondo norte sabemos que desde siempre hay presencia femenina, no muy grande, pero sí la hay. Las hinchas de la Lazio son muchísimas y hacen sentir su voz. La octavilla que apareció ayer es una iniciativa fallida de una minoría”, sentenció Diaconale.

Te podría interesar:   (VIDEO) TRIUNFO DE LA 'AZZURRA': Italia superó a Finlandia