COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Andrés Iniesta sufrió una durísima entrada de Mitsuki Saito, jugador del Shonan Bellmare, en el ecuador de la primera parte del partido celebrado este domingo y que acabó contriunfo del Vissel Kobe por 0-2.

El colegiado pitó la falta, pero no mostró ni siquiera la amarilla al jugador japonés. Iniesta se quejó amargamente después de recibir un plantillazo cuando realizaba un golpeo que pudo dañarle los ligamentos de la rodilla. Para tranquilidad de todos pudo continuar jugando y acabó disputando los 90 minutos de encuentro.

El equipo de Iniesta volvió a ganar y se acerca a la zona noble de la Liga de Japón gracias a los goles de Hirotaka Mita (37′) y Yuta Goke (76′).