COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Wayne Rooney llegó hace un mes a la MLS y desde entonces no ha hecho más que sorprender a los aficionados al futbol en Estados Unidos, especialmente a los del DC United, club para el que este domingo volvió a ser héroe.

El jugador inglés fue el artífice de la victoria 3-2 sobre el Orlando City al impedir un gol a portería abierta con una barrida magnífica al minuto 96 y, justo de ese robo de balón, condujo algunos metros y puso un trazo largo que terminó en el gol del triunfo.

Lamentablemente para Rooney y los fans del DC United, la temporada ha estado lejos de ser rescatable, ya que son último lugar de la Conferencia Este de la MLS con 21 puntos al cabo de 20 jornadas.