COMPARTIR:

Fuente: MD

El gran Mundial que ha realizado Ivan Rakitic no ha pasado desapercibido para los grandes clubs de Europa, que saben que su cláusula de rescisión (125 millones de euros) es ahora mismo bastante asequible tal y como está el mercado. Ha habido diversos equipos que han sondeado al jugador croata, pero dos de ellos incluso han presentado importantes ofertas económicas, el PSG y el Mónaco.

Rakitic fue el curso pasado el jugador más utilizado por Ernesto Valverde y desde su llegada al Camp Nou ha sido un fijo indiscutible en el once inicial. La temporada pasada su presencia al lado de Sergio Busquets fue básica para que funcionara el 4-4-2 de Valverde, aunque no ello no le evita aparecer cada verano en alguna quiniela para ser traspasado.

En los últimos días se especuló incluso en Inglaterra con la opción de Rakitic entrara en la operación Pogba, pero el jugador siempre ha reiterado su intención de permanecer en el Camp Nou. Tiene contrato hasta 2021 y su cláusula de rescisión es de 125 millones de euros.

El interés del PSG es el más preocupante para los intereses del Barça, puesto que el club parisino tiene potencial económico para pagar incluso la cláusula de rescisión del croata. Y en especial porque es un club ‘poco amigo’ del Barça, tras las negativas por traspasar a Verratti Rabiot y en especial por lo sucedido ahora hace un año con Neymar. El club parisino ha tratado de fichar a Kanté, pero el Chelsea no ha accedido a negociar su salida, por lo que en París se han planteado la incorporación de Rakitic.

En principio, ni el croata quiere salir del Barça ni el club azulgrana tiene ninguna intención de traspasarlo, por lo que la aparición de ofertas externas no debería afectar a su futuro.

El Mónaco, por su parte, debe ingresar este verano los 180 millones de la cesión con compra obligatoria de Mbappé y ha vendido a Lemar por 70 millones y a Fabinho por 45, por lo que tiene la caja repleta de millones y necesita reforzarse para afrontar con ciertas garantías la Champions. Ya han incorporado al ruso Golovin, una de las sensaciones del Mundial, pero tras la derrota en la Supercopa de Francia ante el PSG son conscientes de que necesitan refuerzos para competir en Europa y para plantarle cara a los parisinos en la Ligue 1.

En pleno mercado de salidas y con algún fichaje aún por hacer, las ofertas importantes por Ivan Rakitic supondrán un nuevo quebradero de cabeza para la dirección deportiva azulgrana, que no contempla la opción de venderlo.