COMPARTIR:

Fuente: MD

Thibaut Courtois fue presentado ante cientos de aficionados que se acercaron al Santiago Bernabéu para ver al nuevo portero del Real Madrid, el más caro de su historia tras los 35 millones de euros que los blancos han desembolsado al Chelsea por el belga.

Vestido de traje, un sonriente Courtois firmó su contrato con el presidente Florentino Pérez antes de salir con 25 minutos de retraso al palco de honor del estadio madridista, previa foto con el mandatario merengue y las 13 Copas de Europa detrás, instantánea que repitió con su familia: sus padres, sus hijos y sus hermanos. Tras un extenso ‘vídeo-homenaje’ con sus mejores paradas, incluida alguna al Barça de la pasada ChampionsFlorentino Pérez tomó la palabra para casi calcar el discurso que realizó con Odriozola. “Tenemos una excelente plantilla”, “el Real Madrid buscará sin descanso prolongar esta etapa de éxito tanto en lo deportivo, como en lo económico”, “tenemos un equipo con los mejores jugadores del mundo, de España, y nuestra cantera, que debe ser nuestra seña de identidad”, “llegas de un club amigo”, “hoy empieza el mayor de tus desafíos en el club más exigente del mundo”…

Por fin llegó el turno para el ex del Atlético. Courtois leyó que “hoy cumplo un sueño”. “No podéis imaginar lo contento que estoy, porque sólo los que me conocen de verdad saben lo mucho que he trabajado para llegar hasta aquí. Llegar al mejor club del mundo es una responsabilidad y un orgullo. Quiero dar las gracias al Real Madrid por el esfuerzo que ha hecho y también a todas las personas que han intervenido para que hoy pueda estar aquí porque no ha sido fácil. En toda mi carrera he dado lo mejor de mí, mi trabajo y mis sentimientos para que el resultado pueda ser siempre el mejor. Desde hoy, aquí, además, puedo poner la ilusión que tenía como niño cuando soñaba con que este momento podía suceder, con la admiración que tenía de los que pisaban el césped del estadio que tantas ganas tengo de pisar con la camiseta del Real Madrid. He sido rival y sé lo que es enfrentarse al Madrid. Hoy soy uno de los vuestros, soy un madridista más, y quiero estar a la altura de lo que supone llevar este escudo, de sus valores y la historia que representa. Gracias a todos nuevamente, gracias al presidente, gracias a mis asesores, gracias a mi familia, a mis amigos, en especial a la madre de mis hijos, que aunque no estemos juntos eres muy importante para mí, y también a mis hijos que estoy muy contento de encontrarme de nuevo con ellos”, dijo antes de finalizar con un “¡Hala Madrid!” y saltar al césped del Bernabéu para saludar a los fans .

El Atlético y Navas

De vuelta al interior del estadio, a la sala de prensa, Courtois respondió a las preguntas de los periodistas, muchas de ellas referentes a su pasado con el Atlético de Madrid. El belga aseguró que su objetivo fue siempre volver a Madrid pero no al Atlético, sino al Real. “Era evidente, pero no lo podía decir a la prensa”, dijo el nuevo portero merengue que no cree que los seguidores del Atleti le reciban diferente al resto de sus compañeros. “Creo que me recibirán como a todo el mundo que juega para el Madrid. Tengo el máximo respeto por el Atlético. Apostaron por mí, jugué tres años bonitos, me gané el respeto. Pero ahora es diferente. Nunca había besado un escudo, hoy sí lo he hecho porque lo he sentido y quiero ganar muchos títulos los próximos años”, argumentó.

Si Lopetegui lo considera oportuno, Courtois jugará contra los rojiblancos en la Supercopa de Europa de la próxima semana. “Es cosa del entrenador. Quedan pocos días pero si el entrenador lo cree yo estoy bien. Tengo máximo respeto al Atlético, porque pasé una buena época ahí, como en el Chelsea. Tengo máximo respeto por los clubs que he pasado, pero hoy estoy aquí”, comentó al respecto antes de referirse a sus polémicas palabras contra los blancos, justificándolo con que “era muy joven, me dejé llevar. Ya pedí perdón. Es algo de juventud, ellos verán que daré todo por el escudo del Madrid”.

En cuanto a su ‘madridismo’, Courtois recordó su admiración de niño por Iker Casillas. “Todos sabemos cuando somos niños hay un equipo que te llama la atención. Había un portero, Casillas, muy joven, que tenía ya el reto de defender al Madrid. Tenía una camiseta de él, tras un Madrid – Anderlecht. La gente que iba a Madrid me traía siempre un regalo del Madrid. Siempre me llamó la atención” dijo para insistir en el espejo que el de Móstoles fue para él. “Cuando le vi al principio, lo que más me llamó la atención es que un portero, con 18 años, en el Bernabéu tienes que ser mentalmente muy fuerte. A mí me pasó con el Genk, con 16 años, y en el Atlético con 19”, dijo.

También se refirió Courtois a Keylor Navas, elogiando al costarricense y a otros dos porteros merengues, Casilla y Zidane.Yo cuando llegué al Chelsea tenía que reemplazar a Cech, también había la misma pregunta. Hoy aún hablo con él, somos amigos. Los porteros se llevan bien, es importante el día a día. Haré todo para hacerlo bien, vengo a competir al máximo como él, los otros porteros también y ayudar al Madrid a ganar todos los trofeos”, destacó. “Me han dicho que es una gran persona. Es un grandísimo portero”, siguió endulzando el belga que descartó garantías de titularidad, pero con aviso: “No me las dieron y nadie me las tiene que dar. Sería un error en un club. Tienes que demostrar en los entrenamientos que eres el mejor. En ningún equipo me dieron garantía que tenía que jugar. En el Chelsea estaba Cech y acabé jugando”. Finalmente, Courtois adujo también a su ‘pique’ con Ramos. “No creo que haya problemas. Ahora le diré que vamos a ganar otra Champions juntos, este es uno de mis grandes sueños” aseguró el belga que también reconoció que le gustaría volver a jugar con Hazard.