COMPARTIR:

Fuente: AS.com

La relación entre Antonio Conte y el Chelsea no ha finalizado de forma precisamente amistosa y puede acabar en los tribunales. El técnico italiano demandará al club londinense por los perjuicios causados al retrasar su despido, informa este viernes The Times. El exentrenador blue considera que la demora en comunicarle la rescisión de su contrato ha dañado su carrera y le ha cerrado la posibilidad de aceptar ofertas de otros clubes para entrenar esta temporada. Conte reclama más de los nueve millones de libras (diez millones de euros), que le corresponden por el año que le quedaba de contrato.

La situación de Conte en el Chelsea era comprometida desde hace meses y en Inglaterra hace semanas que daban por hecho que sería relevado con Sarri. Sin embargo, las dificultades de su compatriota para desvincularse de su contrato con el Nápoles retrasaron su despido. La situación se extendió hasta tal punto que Conte dirigió los primeros entrenamientos de pretemporada del Chelsea, que regresó al trabajo el 9 de julio. No fue cesado hasta el viernes 13, un día antes de anunciarse oficialmente el fichaje de Sarri.

Entre las ofertas que le habrían llegado a Conte en ese período de incertidumbre había propuestas de la selección de Italia y del Real Madrid. La semana pasada, el Daily Mirror informaba de que Conte habría rechazado la oferta del club blanco para cobrar la indemnización por despido que le correspondía por salir de Stamford Bridge.