COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

En San Petersburgo se enfrentaban dos favoritos a ganar el Mundial pero no en la situación que ellos querían ya que el encuentro fue por el tercer lugar.

Ya sin la presión de un encuentro casi intrascendente Bélgica pudo golpear en dos ocasiones tanto al inicio como al final del partido para hacerse con el último lugar del podio.

Con un gol de Thomas Meunier al minuto 3 y de Eden Hazard a diez del final sentenciaron el compromiso ante una Inglaterra que tuvo más opciones pero no pudo concretar.

Con esta victoria, Bélgica supera su mejor participación en Mundiales tras el cuarto lugar en 1986 y se lleva 24 millones de dólares.

GOL DE MEUNIER:

GOL DE HAZARD:

ALINEACIONES: