COMPARTIR:

Fuente: MD

La marcha de Cristiano Ronaldo a la Juventus de Turín, sin duda la gran noticia en lo que va de mercado de fichajes, puede tener más consecuencias de las previstas para el Madrid. Medios italianos como Mediaset publicaron recientemente que el portugués demandó el fichaje de Marcelo, su amigo y compañero en la banda izquierda del Madrid durante nueve temporadas.

Estas son algunas de las razones de Cristiano para pedir la llegada de Marcelo a la Vecchia Signora:

Marcelo, el mejor en su posición

El principal motivo de Ronaldo para traer a Marcelo es que su sola presencia mejoraría a la Juventus. El lateral brasileño es considerado casi unánimemente como la referencia mundial en su posición. Su juego alegre y su influencia en ataque, donde es uno de los puntales del Madrid, camuflan sus carencias defensivas.

Ha sido decisivo en las cuatro Champions conquistadas por el Madrid en el último lustro. Marcó en Lisboa, metió gol en la tanda de penaltis contra el Atlético en Milán y repartió una asistencia en Cardiff y otra en Kiev. Esta temporada, sin ir más lejos, marcó en octavos frente al PSG, en cuartos contra Juve y en semis en el Allianz Arena.

La sola marcha de Marcelo debilitaría mucho al Madrid y subiría con creces el potencial de la Juventus para lanzarse a la conquista de la Champions, su gran objetivo. El lateral izquierdo es actualmente Alex Sandro, un muy buen lateral derecho pero lejos del nivel de Marcelo.

Facilitaría su adaptación

Cristiano aterriza en un fútbol nuevo para él y en un equipo donde solo conoce a Khedira y a Higuaín, cuando coincidieron en el Madrid. Estas circunstancias obligarán al portugués a reinventarse nuevamente para exprimir su rendimiento a sus 33 años. Con Marcelo cubriéndole la espalda y acompañándole en ataque, Cristiano podría adaptarse mejor al Calcio gracias a los automatismos que comparte con Marcelo (se entienden casi sin mirarse) e influir con más facilidad en el engranaje del resto del equipo.

Relación de amistad entre ambos

La sintonía entre Marcelo Cristiano va mucho más allá de su química sobre el terreno de juego, donde han compartido hábitat durante nueve temporadas. El portugués y el brasileño son íntimos amigos. La emotiva carta de despedida de Marcelo a Ronaldo es una prueba de ello. No hay más que ver sus celebraciones cuando Cristiano marca un gol y en los entrenamientos y los viajes siempre se les ve juntos, haciendo bromas o compartiendo confidencias.