COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Juan Manuel Aguirre, presidente del Deportivo Quito, habló con los medios sobre los distintos problemas que tiene la institución ‘chulla’ con respecto a las deudas y sanciones que lo están ahogando.

En medio de todos estos temas, el presidente de la institución aseguró que se investigará la salida de cuatro jugadores del club allá por el 2013 y que fueron a parar al Barcelona SC. Se trata de las transferencias de Pedro Velasco, Juan Carlos Paredes, Freddy Olivo y Christian Penilla.

Ellos llegaron tras haber jugado en el Quito en esa época pero ahora BSC le debe un millón de dólares a un club llamado Deportivo del Valle que tenía al parecer los derechos deportivos de los jugadores.

“Se dio a conocer esa deuda que tiene BSC de cuatro jugadores que salieron de Deportivo Quito. Vamos a investigar que sucedió en el club, no vamos a intervenir en la deuda que tiene Barcelona” aclaró el presidente ‘chulla’.

Además dijo que ya ha pedido documentación a la FEF y pidió apoyo de la Fiscalía para investigar lo que sucedió en ese momento.